2 octubre, 2018

La productora audiovisual del CONICET premiada en el FAB 2018

“Glaciares. Agua del futuro”, el unitario de CONICET Documental, se alzó con el primer premio en la categoría de Cine Científico del Festival Audiovisual Bariloche.

En la sexta edición del Festival Audiovisual Bariloche -FAB-, CONICET Documental fue galardonada por su unitario sobre los glaciares argentinos y la labor del IANIGLA en la conformación del Inventario Nacional de Glaciares.

 

El FAB es organizado por el Gobierno de Río Negro y la Secretaría de Cultura de esa provincia y en este año transita su sexta edición, consolidándose como la ventana audiovisual más importante de la Patagonia.

 

CONICET Documental, la productora del Consejo, nominada a participar con su unitario “Glaciares. Agua del Futuro” en la categoría de Cine Científico, resultó ganadora del primer premio de la competencia nacional. Durante la ceremonia se anunciaron los ganadores y fue así como el jurado justificó su decisión: “Por el modo bello y exhaustivo con que se muestra la política científica del período, a través de un histórico proyecto de investigación desenvuelto en simultaneidad en varios puntos del país. Se trata de una investigación de gran envergadura, con impacto socio-ambiental y comunitario, que contribuye a informar a nuestra población sobre la riqueza de nuestros recursos naturales y sobre la importancia de la ciencia al servicio del país. Al mismo tiempo, el lenguaje con que lo hace es ágil y muestra con una elocuencia formidable las bellezas de nuestro inmenso territorio. El filme es claro en su narración, bellísimo en su fotografía. Muy bien armado, guionado y dirigido”.

 

 

“Glaciares. Agua del Futuro”

48 minutos

Un equipo de científicos y montañistas se adentra en los glaciares de la Cordillera de los Andes en Argentina. Su misión será identificarlos, estudiarlos y monitorearlos para conocer sus variaciones, su relación con el cambio climático, y poder determinar el aporte de los cuerpos del hielo a las cuencas hídricas y ríos. Los datos obtenidos, además, formarán parte del Inventario Nacional de Glaciares, cuyo objetivo es preservarlos de cualquier actividad humana que pueda a estas importantes reservas estratégicas de agua.